Publicidad

El Málaga cae en casa tres meses después ante el Huesca (1-3)


El fútbol regresó a Martiricos. Eso sí, en un entorno muy diferente. La pandemia de la COVID-19 ha obligado a las autoridades sanitarias a imponer unas medidas por el bien de la salud de la población. Entre ellas, evitar las grandes aglomeraciones y, desde luego, un encuentro del Málaga CF en La Rosaleda lo es. Por esta razón, la de este viernes ha sido una tarde extraña en el templo malaguista. El ansiado regreso del deporte al que tanto amamos se ha producido sin púbico, sin ese aliento incansable desde la grada. La melodía de las gargantas de los aficionados ha sido sustituida por las conversaciones de los jugadores y las directrices de los técnicos desde los banquillos. Un ruido de fútbol que se nota en ocasiones muy excepcionales y que fue precedido de un respetuoso silencio en memoria de todas las víctimas de la enfermedad que ha puesto en jaque al mundo entero.

El partido se puso cuesta arriba muy pronto para los malaguistas. El visitante Ferreiro adelantó a la SD Huesca, sorprendiendo al guardameta Munir con un remate al primer palo, en una posición muy al límite del fuera de juego. Tanto, que el VAR tuvo que revisar con mucho detenimiento la jugada antes de conceder el gol -el remate se produjo en el minuto 2 y subió al marcador en el 4’-, (0-1).






Los blanquiazules buscaron hacerse con el domino del cuero y, el ecuador de la primera mitad (25’), se encontraron con ventaja numérica. El colegiado expulsó al jugador azulgrana Juan Carlos por una dura entrada sobre Tete Morente. El blanquiazul se escapaba en una contra, tras el despeje de la zaga malaguista de un córner rival, y fue detenido con una zancadilla por detrás sin mediación de balón. Los malaguistas trataron de ampliar su presencia en campo contrario y firmaron la igualada en el 41’ de juego. De nuevo Tete provocó una falta, esta vez en el corazón del área contraria, ante la que el árbitro sentenció pena máxima. Sadiku, con un golpeo raso y ajustado, reinstauró las tablas en el electrónico (1-1).

Desafortunadamente para los intereses blanquiazules, el colegiado volvió a pitar penalti al borde del descanso (45’), pero en esta ocasión en contra de los locales. También con la mediación del VAR por lo dudoso de la jugada, al igual que el tanto que inauguró el partido. Raba fue el encargado de ejecutar desde los 11 metros y firmar el 1-2 con el que se cerró la primera mitad.

Tras la reanudación, ambos conjuntos se acompasaron, ya que apenas pasados 11 minutos se igualaron en número. El colegiado mostró cartulina roja directa a Lombán por una jugada muy protestada por los escasos presentes. Con 10 para 10, el ritmo del encuentro se asentó. En una jugada a balón parado, en el 79’, Rafa Mir anotó el 1-3 que se convirtió en definitivo con el pitido final del colegiado.

Fuente e imagen: Málaga CF.
Share this article :

Publicar un comentario

 
Support : JuegosTO | FUTBOLdeLUJO | Gol10.com
Copyright © 2013. Nuevo Fútbol - All Rights Reserved
Template Created by WEBdeLUJO.comPonte en contacto WDL
Proudly powered by web de lujo