.

El Málaga golea al Oviedo de Egea (3-0)


Noche de lunes para cerrar la presente fecha de la división de plata y un Málaga CF con dos novedades en su alineación. Ambas, en la zona defensiva. Luis Hernández en el centro de la zaga por el sancionado Lombán y Juankar, en su regreso a los terrenos de juego tras varios meses de baja, en el lateral zurdo en lugar de Diego González. En el 5’, casualmente, primera acción ofensiva con centro de Juankar y remate de Luis que casi se convierte en el primer gol.

No tardaría en llegar ese primer tanto. Penalti claro a Ontiveros que transforma, con frialdad, Adrián (1-0, 16’). Noveno gol liguero del ‘8’ blanquiazul. Un minuto después, un zaguero oviedista evitó que Ontiveros, desatado, batiera a Champagne después de un fuerte chut cruzado dentro del área. Cumplida la primera media hora de juego, el colegiado sacó roja directa a Keidi Bare permitiendo al Oviedo jugar con superioridad numérica.

A pesar de ello, el Málaga no dejó de generar situaciones de peligro. Adrián, en el 33’, con un tiro raso pegado al palo; y Blanco Leschuk, que bordeó el gol en el 37’ y el 44’ con dos internadas en el área rival, protagonistas. Y, antes del entretiempo, la locura. Ontiveros se inventa un misil teledirigido marca de la casa que levanta al público de sus asientos. Golazo (2-0, 45+1’) y, al descanso, un magnífico 2-0 como merecido premio.

En la reanudación el Málaga CF no bajó el pistón ni en intensidad ni en su propuesta futbolística, ante un Real Oviedo que buscaba tener más posesión de balón y llegada al portal de Munir. Si bien no había oportunidades diáfanas por ambos bandos, el duelo era equilibrado y los pupilos de Víctor Sánchez del Amo no notaban su inferioridad en el terreno de juego.

Diego González por Juankar (59’) e Iván Alejo por Ontiveros (70’), cambios malaguistas que refrescaron desde el banquillo a un MCF que seguía su plan de partido. Y, en ese manual, no se desdeña el contragolpe. Galopada espectacular en solitario de Cifuentes, que resuelve con una vaselina fantástica para colocar el tercero en el electrónico (3-0, 80’). La grada, exultante, aplaudió a rabiar otro regreso tras un período largo de lesión. Koné, por un batallador Blanco Leschuk, última sustitución malaguista (84’).

Los últimos minutos, con el Oviedo batido y el resultado claro a favor, fueron de algarabía para la fiel afición de Martiricos. El 3-0 final reflejó con justicia un triunfo que coloca al Málaga CF en 5ª plaza con 62 puntos, y uno de renta sobre el séptimo clasificado. A su vez, como mínimo, una semana más en puestos de play-off de ascenso ya que la jornada que viene sumará tres puntos más ante el retirado Reus. ¡Vamos, Málaga!.




Share this article :

Publicar un comentario

 
Support : JuegosTO | FUTBOLdeLUJO | Gol10.com
Copyright © 2013. Nuevo Fútbol - All Rights Reserved
Template Created by WEBdeLUJO.comPonte en contacto WDL
Proudly powered by web de lujo